domingo, 23 de septiembre de 2007

La 2º fue igual de buena


Y si la primera había estado buena, la segunda estuvo mejor porque se mezclaron los problemas nuevos con los de la anterior. Además de que los viajes van hacia el futuro primero y al pasado después.

El Doc y Marty van hasta el 2015 para salvar de la cárcel al hijo de Marty. Allí ven a Hill Valley totalmente avanzado tecnológicamente.

Si bien consiguen su objetivo, Marty compra un almanaque con los resultados deportivos de los últimos 50 años para ganar dinero en 1985.

Pero Biff Tannen (ya anciano) se hace del almanaque y viaja en el De Lorean a 1955 para entregárselo a sí mismo.

Cuando Doc y Marty vuelven al '85 encuentran un Hill Valley que domina Biff, un archimillonario (gracias a las apuestas), que está casado con su madre y que ha asesinado a su papá.

Entonces Marty debe volver a 1955 a recuperar el almanaque antes de que Biff pueda usarlo y modificar el porvenir.

Después de conseguirlo, un rayo impacta al auto conducido por el Doc haciéndolo desaparecer, quedando Marty atrapado en 1955.

¿Cómo puede volver? Para eso está la tercera parte, caramba.